martedì 17 agosto 2010

El esfuerzo del amor


¡Ay! Si solo supieras cuanto me cuesta
pensarte
mientras voy por el mar y espero el alba.

Si solo supieras...

Venderías la luna
para beber de estas lágrimas
que lloro para ti.
Lograrías el universo
para dormir en un rincón de mi corazón.

Si solo supieras...

Construirías casas, palacios,
para ponerle adentro
tus sonrisas y tus gritos.

Si solo supieras...

Pero non es así.
Si no nos damos cuenta
de la importancia de las cosas
no logramos apreciar el sentimento
que muere atrás de ellas.

Si solo supieras cuanto me cuesta...
me amarías por toda la vida.